La importancia de una buena instalación de calorifugados para ahorrar energía

marzo 26th, 2018 Publicado por Blog 0 comentarios en “La importancia de una buena instalación de calorifugados para ahorrar energía”

las ventajas de un correcto aislamiento térmico

Puede que en muchas ocasiones no te des cuenta de la importancia que tiene el intercambio del calor en el proceso industrial. Efectivamente, las pérdidas de energía por pérdidas de calor se traducen, siempre, en pérdidas económicas, que pueden llegar a comprometer la existencia de la empresa por una falta de adecuado aprovechamiento de los recursos. Disponer de una buena instalación de calorifugados industriales en el aislamiento térmico se convierte, así, casi en una obligación si pretendes optimizar las posibilidades de tu industria.

Cuáles son las ventajas de un correcto aislamiento térmico

En primer lugar, hay que señalar que un adecuado aislamiento térmico presenta diversas ventajas dentro del mismo proceso industrial. Logra, por ejemplo, que las transferencias de temperatura sean mínimas, evitando así la pérdida de energía que puede generarse por diferencias térmicas inasumibles en la industria. En casos extremos, la falta de aislamiento térmico puede provocar diversos problemas de seguridad, desde quemaduras en operarios hasta incendios que arrasen con toda la maquinaria. A modo de ejemplo podemos decir que, según recientes estudios, hasta un tercio de la energía generada (y utilizada) se pierde sin remedio… y sin utilidad alguna.

Evidentemente, la instalación de calorifugados industriales y un aislamiento térmico de instalaciones industriales adecuado logra un ahorro energético muy considerable, que tiene beneficios a nivel económico, pero también medioambiental, al reducir el consumo energético. El objetivo es aprovechar al máximo ese consumo, lo que redundará en un descenso paulatino del mismo.

Qué productos proporcionan un correcto aislamiento térmico

El primer factor a tener en cuenta a la hora de hacer una instalación de calorifugados industriales en pos del aislamiento térmico de instalaciones industriales es seleccionar qué clase de productos vas a utilizar para la misma. Estos productos deben tener una escasa conductividad térmica, por lo que la transferencia de calor hacia y desde el exterior de la empresa sea lo más reducida posible. Asimismo, deben reunir una serie de características de densidad, resistencia al fuego y al agua e, incluso, tamaño, que los hagan idóneos para determinadas factorías.

Uno de los más utilizados es la llamada lana de roca, un fieltro hecho con fibras cruzadas que impiden la convección del calor. Este material, además, es ignífugo y resistente a factores externos como los ácidos, el vapor o el aire. Además, los metales no entran en corrosión en contacto con ella, por lo que representa una gran alternativa para las empresas.

Otra opción es hacer intervenciones en algunos de los elementos de la empresa. Instalar, por ejemplo, tuberías de retorno de agua fría específicas o tuberías de condensado, son sendas acciones aparentemente nimias pero que tienen una gran importancia a la larga. La idea es optimizar, sobre todo, el funcionamiento de aquellos equipos que funcionan a partir del intercambio de calor, consiguiendo que este sea efectivo gracias al contraste real de las temperaturas.

En el fondo lo que late es el interés por menguar el consumo energético, lo que a la larga se convierte en la única forma de tener una empresa líder. En este sentido, como has visto la instalación de calorifugados industriales es esencial para el efectivo aislamiento térmico de instalaciones industriales.

Si quiere saber más sobre nuestros servicios: Calorifugados metálicos y téxtiles o si quiere que le informemos personalmente: Contacte con nosotros

No hay comentarios todavía ¡Sé el primero en comentar!

Dejar un comentario

Your email address will not be published.¡Este es un campo obligatorio!